Las empresas y la tecnología

/Las empresas y la tecnología

By Manejo de Proyectos|mayo 11, 2018|Artículo|0 comments

Por: Eric Pérez

Agile

Ver en PDF

Para que una empresa tenga éxito tiene que atemperarse a los tiempos. Es más fácil decirlo que hacerlo.  Las demandas de los clientes por productos o servicios cada día van creciendo. Es por esta razón que las empresas utilizan la tecnología para cubrir éstas demandas.  Según Satell (2013) lo que impulsa el cambio es el creciente contenido informativo de nuestros productos y servicios.  Solíamos operar en una economía de átomos, en la que el valor se creó mediante la transformación de la materia y la energía.  Ahora, el valor es a menudo creado por el diseño a través de tecnologías impulsadas por información como CAD y la impresión tridimensional.

Una empresa no solo tiene que utilizar la tecnología, también evolucionar con ella.  Según Roye (2015), la tecnología es la fuerza impulsora detrás de cada negocio y sin ella, es casi imposible llevar a cabo sus operaciones diarias.  Pero lo que es peor, es cuando la tecnología en el negocio está reteniendo los objetivos de negocio.  La tecnología debe hacer que la empresa opere más eficiente, ahorre tiempo y al final, impacte la ganancia neta luego de impuestos de una manera positiva.  Sin una infraestructura segura en el lugar, los empleados no son capaces de hacer su trabajo a lo mejor de su capacidad.

Ahora bien, todo lo antes mencionado se hace realidad a través de los diferentes softwares creados, comprados y utilizados por la empresa, y como éstos se alinean a los principios básicos del negocio.  Plantea Voas (2004) los principios básicos del negocio se refieren a aquellas prácticas que una empresa, institución o agencia de gobierno utiliza para permitir que la organización tenga viabilidad.  Los servicios Web, la cadena de suministros, nómina, hojas de tiempo u otra aplicación, debe tener una relación entre los principios básicos de la organización y cómo se define la funcionalidad, el desarrollo, las pruebas y el mantenimiento del software.

Cualquier persona con poco conocimiento puede construir software, pero para agregar valor a un negocio, el software, los desarrolladores, las metodologías utilizadas, métricas recopiladas, casos de prueba creados y prueba de infraestructura deben alinearse con los objetivos y ser tratados como bienes.

Para lograr el alineamiento de los objetivos de negocio y el software requerido para operar se necesita un equipo de tecnología de información o IT por sus siglas en ingles.  Según Afzal (2015), la planificación de negocios precisa, mercadeo eficaz, ventas globales, gestión sistemática, monitoreo en tiempo real, soporte al cliente instantáneo y el crecimiento del negocio a largo plazo no se puede lograr a nivel óptimo sin IT.  Las investigaciones de las últimas dos décadas han demostrado que las organizaciones que invierten en tecnología y eligen el camino de la innovación aumentan su participación en el mercado, sus cifras financieras y su competitividad global.

Un Poquito de Agil…

Ágil se define por los cuatro valores expresados en el Manifiesto Ágil, más sus 12 principios subyacentes.  La filosofía Ágil es una forma diferente de ver el mundo del desarrollo de software.  Personas conscientemente tratando de trabajar por estos principios se consideran ágiles.  Casi todo lo que escuchamos acerca de Ágil, incluyendo marcos, metodologías y procesos, son intentos de aplicar estos valores y principios Agiles.  Estas cosas pueden facilitar la agilidad de una o más personas en un conjunto de circunstancias, o no.

Según Winslow (2014), El desarrollo de software ágil es una filosofía para la gestión de proyectos de software y equipos. Tiene similitudes con los principios de fabricación lean para “eliminar el desperdicio”.  Esta filosofía fue creada con el propósito de asegurar calidad de software que entra en producción, no necesariamente en menos tiempo, que significa valor para la empresa. Según Rouse (2015), en el desarrollo de aplicaciones de software, el desarrollo de software ágil (ASD) es una metodología para el proceso creativo que anticipa la necesidad de flexibilidad y aplica un nivel de pragmatismo en la entrega de un producto terminado.

Ágil no es un método, sino más bien una metodología y también una filosofía. Ágil no define la forma perfecta de trabajar; Nos dirige hacia el camino que elegimos implementar.  No prescribe cómo hacer las cosas, pero nos mantiene informados sobre cómo hacer las cosas de la manera correcta.

La filosofía Ágil se basa en el Manifiesto Ágil creado por 17 personas que pertenecen al ámbito de desarrollo de software que buscaban un enfoque diferente en los procesos áridos e inflexibles del desarrollo de software. Según el Manifiesto Ágil (2001), los 4 valores expresados en el Manifiesto son:

  • Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas
  • Software funcional sobre documentación completa
  • Colaboración del cliente sobre la negociación del contrato
  • Responder a un cambio en vez de seguir un plan.

Es decir, mientras que hay valor en los artículos en la derecha, valoramos los elementos de la izquierda más. Además de los 4 principios, el Manifiesto Ágil sigue 12 principios básicos. Estos son los siguientes:

  • Nuestra máxima prioridad es satisfacer al cliente mediante entrega temprana y continua de software que brinda valor.
  • Bienvenido los requisitos cambiantes, incluso tarde en el desarrollo. Los procesos ágiles aprovechan el cambio para la ventaja competitiva del cliente.
  • Proporcionar software que funciona frecuentemente, desde un par de semanas a un par de meses con una preferencia de una escala de tiempo más corta.
  • El negocio y los desarrolladores deben trabajar diariamente durante todo el proyecto.
  • Construir proyectos alrededor de individuos motivados. Brindarles el ambiente y el apoyo que necesitan y confiar en ellos para hacer el trabajo.
  • El método más eficiente y eficaz para la transmisión de información a y dentro de un equipo de desarrollo es la conversación cara a cara.
  • Software funcional es la medida primaria del progreso.
  • Los procesos agiles promueven el desarrollo sostenible. Los patrocinadores, desarrolladores y usuarios deben mantener un ritmo constante indefinidamente.
  • Atención continua a la excelencia técnica y un buen diseño mejora la agilidad.
  • Simplicidad: el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado es esencial.
  • Las mejores arquitecturas, requisitos y diseños emergen de equipos auto-organizados.
  • A intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo, en consecuencia ajusta su comportamiento.

La filosofía Ágil no es para todas las empresas. Para implementar dicha filosofía en el desarrollo de software la empresa debe cambiar su cultura. Según Rothman (2012), el problema es que la filosofía ágil no es sólo para los equipos.  Una vez que un equipo incorpora la filosofía ágil, el equipo se enfrenta a problemas de gestión sistémica.  La dirección tiene que estar dispuesta a cambiar. La administración debe estar dispuesta a cambiar. Recursos Humanos tiene que estar dispuesto a cambiar.  Finanzas tienen que estar dispuesto a cambiar.  Eso es enorme.  Estamos hablando de cambiar la cultura de una organización.  No tiene que cambiar la cultura en el primer día.  Pero tiene que cambiar eventualmente.  Iniciar con un equipo es un buen comienzo.  Si el equipo no puede llegar a la integración continua y las historias lo suficientemente pequeñas para pasar a iteraciones de dos semanas, tal vez ágil no es para ellos.

Referencias:

Afzal, A. (2015, mayo 14). The Role of Information Technology in Business Success. Recuperado de LinkedIn: https://www.linkedin.com/pulse/role-information-technology-business-success-abid-afzal-butt

Rothman, J. (2012, diciembre 3). Agile is Not for Everyone. Recuperado de Rothman Consulting Group:

http://www.jrothman.com/mpd/agile/2012/12/agile-is not-for-everyone/Roye, B. (2015, mayo 13). COULD YOUR BUSINESS RUN WITHOUT TECHNOLOGY? Recuperado de TechEdge: https://www.techedgeservices.com/blog/could-your-business-run-without-technology/

Satell, G. (2013, abril 2). 4 Ways In Which Technology Is Transforming Business. Recuperado de Forbes: http://www.forbes.com/sites/gregsatell/2013/04/02/4-ways-in-which-technology-is-transforming-business/#dd35c9815144

The Agile Alliance. (2001, febrero 11-13). Manifesto for Agile Software Development. Recuperado de agile manifiesto: http://agilemanifesto.org/

Voas, J. (2004). Software Engineering’s Role in Business. IEEE Software, 26 – 27.

Seta, L. D. (2013, enero 29). Los 7 mitos de Ágil.

Recuperado de Dos Ideas. personas y software: https://dosideas.com/noticias/metodologias/967-7-mitos-de-agil

Share this Post:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Translate »