By Manejo de Proyectos|mayo 11, 2018|Artículo|0 comments

Tiffany Cruz

Por: Tiffany Cruz

Gestión de Control y Monitoreo: el Corazón del Proyecto

El control y monitoreo en una organización es de suma importancia para el éxito del proyecto. Muchos nos preguntaríamos porque realmente es catalogado de esta forma, le podríamos decir que es el corazón de un proyecto. Según el PMBok (2017) la gestión de control y monitoreo está compuesto por aquellos procesos requeridos para hacer seguimiento, analizar y regular el progreso y el desempeño del proyecto, para identificar áreas en las que el plan requiera cambios y para iniciar los cambios correspondientes. Monitorear es recolectar datos de desempeño del proyecto, producir medidas de desempeño e informar y difundir la información sobre el desempeño.

Controlar es comparar el desempeño real con el desempeño planificado, analizar las variaciones, evaluar las tendencias para realizar mejoras en los procesos, evaluar las alternativas posibles y recomendar las acciones correctivas apropiadas según sea necesario. El beneficio clave de este Grupo de Procesos radica en que el desempeño del proyecto se mide y se analiza a intervalos regulares, a partir de eventos apropiados o cuando ocurren condiciones de excepción a fin de identificar y corregir variaciones respecto del plan para la dirección del proyecto.

El control y monitoreo en un proyecto ayuda a determinar cómo van los entregables y poder realizar una comparativa.  Esto nos ayuda determinar en donde nos encontramos y hacia dónde vamos, como se pueden mitigar los riesgos y de suceder alguno tener una pronta respuesta de ellos para minimizar algún cambio que  pueda ocurrir en el cronograma. Esta gestión debe ser trabajada desde el inicio del proyecto hasta la finalización del mismo. En la siguiente grafica presentada se puede establecer la importancia de la Gestión de Control y Monitoreo, según el PMBok (2017):

Siendo catalogado el corazón de un proyecto se puede determinar que la Gestión de Control y Monitoreo puede ser el factor clave para el fracaso o éxito de un proyecto. Por esta razón, es que dicha gestión se le debe brindar un seguimiento correcto, ya que en todas las gestiones depende de esta. Todo gerente de proyectos debe establecer un control de las gestiones de cambio que se van estar realizando en el proyecto trabajado, ya que esto salvaguarda cualquier decisión tomada y de por qué se tomó dicha determinación, esto ayuda a categorizar los riesgos, ya sea en la calidad del proyecto o en el cronograma. Realizando un control y monitoreo como lo establece las guías del PMBok esto podrá llevar cualquier proyecto al éxito deseado y que los entregables sean completados a su cabalidad según solicitado por el interesado del proyecto.

Referencias:

Project Management Institute, Inc., (2017). La guía de fundamentos para la  dirección de proyectos (Guía del PMBok). Sexta Edición. (pp. 613-632). Ediciones Newtown Square, PA: Project Management Institute, 2017.

 

Share this Post:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*